De acuerdo con la información más reciente(1), el 16.52% de las mujeres mexicanas han experimentado en alguna ocasión violencia en su vida laboral(2).

Aproximadamente una de cada trece mujeres, 5.5 millones de mujeres en total; esto es más que todas las mujeres que habitan en la Ciudad de México.

Es probable que la cifra sea mayor, ya que esta información proviene de mujeres que al momento de la entrevista mencionaron haber sido objeto de conductas violentas en el trabajo; sin embargo, es común que haya mujeres que no comenten de su situación real por diferentes motivos.

En el 2015, 10.11% de las mujeres que se encontraban trabajando manifestaron encontrarse en situaciones de violencia.

Lo anterior indica que cada año, al menos una de cada diez mujeres se encuentra en esta situación. Se trata de una cifra anual de 2 millones de mujeres, esto es el doble que el número total de mujeres que habitan en el estado de Querétaro.

Pero, ¿podríamos pensar que en el país contamos con mejores referentes?

No se trata de señalar quien es mejor o peor, pero sí de contribuir a reconocer en dónde se requiere enfocar más esfuerzos y programas de prevención y atención.

Por ejemplo, durante el año 2015, Durango fue la entidad con mayor porcentaje de violencia laboral en contra de las mujeres, con 12.66%.

Por otro lado, tenemos a San Luis Potosí como el estado con el menor porcentaje de casos, 6.38%.

La realidad es que en “el mejor de los casos”, una mujer de cada 14 sufre violencia, pero en el peor, tenemos una estadística que refleja hasta una de cada 8 mujeres (Tabla1).

Aunque hay diferencias entre los porcentajes de cada estado, es importante notar que, se encuentran separadas por no más de 5.83% entre sí. Y si consideramos los intervalos de confianza de las estimaciones, la mayoría de las diferencias la mayoría de las diferencias son negligibles. El problema es generalizado.

¿Y si en lugar de porcentajes, revisamos totales?

La entidad con mayor número de mujeres en situación de violencia laboral es el Estado de México con 369 mil casos, seguida por la Ciudad de México con 212 mil (Tabla 2).

Más de medio millón de mujeres violentadas en el año 2015, se encuentra en estas entidades del Valle de México. El 28.31% de las mujeres se encuentra en esta región, 1 de cada 3 mujeres que sufren violencia en el trabajo se habitan en el Valle de México.